Colegios
   
 
pera
 
 
marcador manzana fuji marcador pera blanquilla marcador mandarina clementina marcador manzana golden marcador mandarina clemenvila marcador plátano de Canarias marcador mandarina clemenules marcador pera conferencia marcador manzana pinky  
                   
 

Experiencia

Ficha Manzana Fuji

 

         Ficha nutricional Fuji

Dice el sabio refranero: «Peras, come cuantas quieras». Y es que la pera es un alimento muy saludable. Es dulce, refrescante, sabrosa y con un elevado contenido hídrico, una fruta muy digestible con cantidades importantes de fibra, vitaminas, minerales y otras sustancias que la hacen de especial interés para un gran abanico de dolencias. En la cocina tampoco defrauda. La posibilidad de prepararla de múltiples formas permite aunar placer y salud.

Son muchas las variedades de pera que existen y cada una es propia de una temporada. En concreto, la pera conferencia es una variedad propia de los meses de otoño y de invierno. Estos ejemplares destacan por su excelente sabor que es ligeramente ácido. Su carne es muy aromática y de consistencia granulosa. La pera conferencia soporta fácilmente las bajas temperaturas de los meses de invierno y tiene una gran resistencia a las manipulaciones y a los golpes.

HISTORIA

La pera, nativa de Europa oriental y Asia occidental, ya era conocida en tiempos del Neolítico. Fue una de las frutas preferidas de los reyes persas y con posterioridad se aclimató en Grecia, donde los romanos se familiarizaron con su cultivo. Fueron ellos quienes luego la extendieron por el resto de Europa y la introdujeron en España a través de la cuenca del Ebro. En sus banquetes no solía faltar.

 

PROPIEDADES DE LA PERA

La pera es una fruta refrescante, dulce, muy sabrosa y sobre todo fuente de numerosos nutrientes, lo que la hace de especial interés para un gran abanico de dolencias.

Es una fruta con una gran riqueza en agua lo que la hace ser un alimento pobre energéticamente, por ello los especialistas en nutrición las recomiendan en dietas para mantener la línea.

Es pobre en lípidos y proteínas, pero esto no plantea mucho problema ya que la dieta alimentaria española, hoy en día se caracteriza por ser excesiva en ambos nutrientes, con lo que la pera ayuda a equilibrar dicho exceso.

Sus carbohidratos en forma de azúcares sencillos, fundamentalmente fructosa, la hace muy recomendable para deportistas en pleno ejercicio físico. Esto, junto con su contenido en levulosa la hacen que sea muy bien tolerada por los diabéticos.

La fibra insoluble y soluble también está presente dentro de las propiedades de la pera, favoreciendo la eliminación del colesterol y regulando la función intestinal.

La pera es la fruta que muestra una mayor concentración de pectina, por lo que esta fruta se convierte en un elemento excelente para evitar el estreñimiento, mejorar la intolerancia a la glucosa, así como por tener efectos hipocolesterolémicos. Pero sin duda alguna, la pectina la podemos considerar como una sustancia ideal para desintoxicar el organismo y estimular el intestino.

Contiene cantidades moderadas de vitaminas, que ayudan a cumplir la ingesta diaria recomendada. Así, dos peras de tamaño medio (300 g) en el postre cubren el 20% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, cerca del 10% de la de ácido fólico y una buena dosis de vitamina del complejo B (B1, B2 y en menor proporción B3 y B6) y vitamina E.

Por todo ello el zumo de pera se puede considerar como una bebida imprescindible para proteger el aparato cardiovascular, evitando así afecciones de tipo cardiaco.

Es una fruta ideal para suministrar a los niños por su alto contenido en calcio que ayuda a estos a crecer fuertes y sanos, fortaleciendo sus huesos.

También es fuente de hierro, por lo que esta fruta constituye una gran fuente de fortalecimiento para los glóbulos rojos.Es recomendada por los terapeutas naturales para las personas que padecen de bocio al ser fuente de yodo.

Por su alto contenido en potasio es buena para las personas que toman diuréticos, que eliminan dicho mineral con el fin de suplir pérdidas; pero por otro lado, esto deben tenerlo en cuenta las individuos con insuficiencia renal o que requieren dietas controladas de potasio.

Por su bajo contenido en sodio e hidratos de carbono, alto en potasio, las peras resultan muy recomendables para la diabetes, hipertensión arterial o afecciones cardiovasculares.

Por poseer taninos, las peras bien maduras resultan eficaces en caso de diarrea y otros trastornos digestivos (úlcera, gastritis y estómago delicado).

La pera también contiene ácidos orgánicos que le dan sabor ácido y efecto alcalinizante. Así, el ácido cítrico alivia los dolores de estómago, incentiva la secreción de jugos gástricos para digerir los alimentos. Este efecto depurador no sólo se produce en el ámbito gastrointestinal sino también en el páncreas e hígado.


En la mesa

Hoy la pera se come casi siempre cruda como postre, sola o con otras frutas, pues es muy refrescante y dulce. Las más blandas, aromáticas y jugosas son las más adecuadas para consumir como pieza de postre. Combinan muy bien con manzana, melón, melocotón y cítricos. También se usan crudas en ensalada con lechugas variadas, quesos, embutidos y frutos secos. Las lechugas que mejor encajan son las endibias y los berros, pues quedan suavizadas. En cuanto a los quesos, casa con los de sabor fuerte, como los azules o los de cabra. También aparecen en sopas frías de verano, que según cómo se condimenten pueden servirse como entrante o como postre.

La pera cocinada da muchísimo juego en la cocina y se presenta en platos tanto dulces como salados. En los salados, acostumbra a acompañar carnes de alta calidad y de sabor fuerte como el pato o la caza.
 

Fuente:

www.alimentos.org.es

www.frutas.consumer.es

www.labuenafruta.com

 
       
 
 
 
 
           Central Hortofrutícola "La Rinconada"   -  Carretera de Almonacid, Km 2 - Alfamén (Zaragoza)    Política de privacidad    Aviso legal